RESPIRACIÓN ESPONTÁNEA

La RESPIRACIÓN ESPONTÁNEA PECTOVENTRAL, es la que tienen los bebes, la que nosotros adoptamos para dormir, la que nos acompaña toda nuestra vida. La olvidamos por estar educados en lo voluntario, en lo que podemos controlar. Lo voluntario es parte de nuestra formación en nuestra sociedad, pero hace falta un diálogo entre lo voluntario y lo espontáneo (lo instintivo-intuitivo). Ambos han de existir en armonía.

En lo espontáneo está nuestra necesidad interior, nuestra forma de ser original que quiere expresarse. Si lo voluntario ahoga lo espontáneo la vitalidad se bloquea tanto psíquica como físicamente.

En la respiración espontánea está “lo que repira en nosotros” y en la respiración voluntaria está “el que repira en nosotros”. Conectar con nuestra respiración espontánea es el redescubrirla, es el ser conscientes de ella, es sentirla, es sentirnos, es “el dejarnos ser”.

Esta respiración espontánea pectoventral es reguladora de nuestro organismo y a su vez muestra el estado de coordinación o de capacidad de renovación de la fluidez de nuestra estructura CVP(cabeza, vértebras, pélvis).

La respiración pectoventral está formada en torno a los “muelles” de la columna vertebral, implicando un músculo especialmente involuntario, el diafragma, y otro músculo, especialmente voluntario, el serrato posterior.

La respiración pectoventral es espontánea y constituye la máxima organización para la regulación espontánea de la coordinación CVP porque se encuentra estructurada para una asociación natural entre:

- el no consciente y el consciente;

- el movimiento involuntario y el voluntario;

. el sistema nervioso autónomo neurovegetativo y el central.

 

La Respiración Espontánea Pectoventral refleja fielmente el estado de la CVP y el grado de bloqueo de su manifestación espontánea. Por ejemplo, se tensa y se acorta por la preocupación producida por una causa externa hasta su resolución; entonces, se relaja y se alarga.

 

Cuando la respiración surge profunda desde el bajo vientre y el pecho se abre con naturalidad, se mantiene la tranquilidad psíquica y la salud física. Por ello, la medicina tradicional, occidental u oriental, sabía que respiran mal los enfermos que padecen trastornos, tanto físicos como psíquicos.

 

Como el enfoque actual del estudio sobre el organismo nos lleva enseguida a la bioquímica, algunos afirman que, en la vida, lo más importante es el oxígeno. Desde la perspectiva seitai, se comprende que es más decisivo el movimiento espontáneo del organismo para respirar; y que, si éste falla, no nos servirá de nada el abundante oxígeno del campo o de la montaña.

 

La amplitud de la respiración pectoventral exige la flexibilidad del diafragma, organizado en relación con el “muelle” de la cifolordosis de la columna vertebral.

 

La amplitud entre una vigorosa tensión y una profunda relajación es el fundamento de la vida. Pero se pierde por la sobreexcitación permanente de algunos tejidos (siempre acompañada por la TPE(tensión parcial excesiva) de la vértebra D7, nivel medio del diafragma, en donde confluyen todos los movimientos). La pérdida de esta amplitud respiratoria implica la pérdida de la salud física y psíquica.

 

EL REDESCUBRIMIENTO DE NUESTRA RESPIRACIÓN ESPONTÁNEA 

El redescubrimiento de nuestra respiración espontánea, nos redescubre que es imprescindible sentirnos(estar con nosotros mismos, dejarnos ser) para vivir plenamente nuestra vida. Esto nos introduce más abiertamente al katsugen undo (movimientos espontáneos de autoregulación) y al yuki (a través de nuestra respiración espontánea acoger y hacer consciente de sus tensiónes parciales excesivas(TPE) a otra persona para que esta recupere por si misma el vaivén de la vida en los tejidos sobrexcitados).

Estos redescubrimientos nos abren al “darse cuenta” de lo que ya está en nosotros mismos y nos ayuda a sentir y vivir más plenamente nuestra vida junto con nuestro yo aprendido.

- Habéis redescubierto algo que os ha acompañado toda la vida. Es como volvernos a encontrar con alguien al que queríamos mucho y que habíamos olvidado o traspapelado, y siempre habia estado ahi con nosotros. Una vez que lo reencontramos es difícil, aunque no imposible, dejarlo ir . Hay algo que nos hace encontrarnos mal(o vacios) cuando no estamos en contacto con nosotros mismos. Pero, para reencontrarnos, a veces tenemos que vivir obsesivamente inmersos en nuestro yo aprendido hasta que nos damos cuenta que algo no funciona, o que nuestra vida está vacía. ¿Tal vez la dinámica de la vida sea redescubrirnos una y otra vez?.

 

- La vida y la salud se manifiestan a través de la ampliacapacidad de respirar.

 

NO HACER(NO INTENCIÓN) NO ES PASIVIDAD, SINO UN ESTADO DE APERTURA A TODAS LAS POSIBLES MANIFESTACIONES DE LA REALIDAD.

 

EL VAIVÉN DE NUESTRA VIDA COTIDIANA

Las prácticas que hacemos están muy bien pero la realidad es llegar a aplicar la Respiración Espontánea en nuestra vida cotidiana: al comer, al leer, al caminar, al trabajar, al ir en coche, al ir al lavabo,…

Buscar donde están nuestros momentos de relajación y tranquidad en nuestra vida cotidiana. Nuestra vida tiene que respirar, hay momentos de tensión y momentos de relajación, estos últimos son los que nos permiten tensarnos con toda nuestra energía para realizar nuestras necesidades o deseos. Notemos como al conseguir ese vaivén en nuestra vida cotidiana, aumenta nuestra energía y nuestra serenidad. Incorporemos la RE a nuestra vida cotidiana en nuestra familia, en nuestro trabajo, con nuestra pareja,…. Demos a nuestros hijos respiración en sus vidas, ¡no sólo hacer y hacer!, enseñémosles a buscar los momentos de tranquilidad, de relajación, sino, acabarán siendo personas estresadas dependientes de un médico o terapeuta para que los desestrese. Sepamos organizar nuestro trabajo para que podamos respirar, aprendamos a decir que no, o a confiar y delegar más en otras personas. Reduzcamos o eliminemos aquello que nos sobretense permanentemente.

Con nuestra pareja aprendamos a ver cuando el otro está soportando una sobretensión excesiva y su comportamiento es irascible, violento, obsesivo, fóbico, con miedos. Ayudémonos a relajarnos mutuamente y a buscar los momentos para ello. Ayudaros a compartir tareas para que los dos podaís respirar y llevar una relación más plena. Comprendiendo el estado de tensión del otro se evitan muchos problemas de pareja.

En nuestras relaciones sociales y laborales observemos como respira la persona que tenemos delante:

-si habla, hace, manda—predominancia del estado de exhalación.

-si escucha, espera recibir, necesita reconocimiento–predominancia del estado de inhalación.

Según su respiración complementémonos, entendámonos, no choquemos.

La alternáncia entre tensión y distensión es la dinámica de la vida, respetémosla y nuestra vida será más plena.

Cuando redescubres tu Respiración Espontánea(RE) y ésta se vuelve a reincorporar en toda su amplitud a tu vida cotidiana, notarás que tu RE se adapta a todas las situaciones de tu vida permitiéndote respirar espontáneamente tus obsesiones, tus problemas, tus pérdidas, tus cambios, tus deseos no cumplidos,……..

Respirar espontáneamente tu vida hace que estés en contacto con la fluidez, con el respeto, con el presente, con tu realidad en cada momento. Pero esto hay que redescubrirlo cada día y solo se consigue con vuestra continuidad y constancia  


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s